50º Años de la Asociación

Categories: noticias

50º Años de la Asociación Argentina de Criadores de Limousin

1966 – 2016

 

El nacimiento de una historia bien carnicera

Hacia 1963 arribaban al viejo continente dos importantes invernadores argentinos para realizar compras de toros de razas carniceras tradicionales. En su recorrida y cuando visitaron uno de los estados más antiguos de Europa, el país Galo; tuvieron la oportunidad de conocer un grupo de cabañas denominadas E.L.P.A. (Elevage Limousin Plain Air). Estas cabañas mantenían sus animales a campo abierto todo el año; aún en épocas invernales y con duras nevadas. Ese tipo de explotación llamo mucho la atención de estos dos productores. Ellos eran, Máximo Costela Guastini y Carlos Sastre Inchauspe. El primero, si bien tenía algunas referencias e información del novedoso Limousin, no imaginó cuál sería el desenlace futuro.

De esa manera, comenzó la historia del Limousin en Argentina. El entusiasmo de estos hombres para con la raza se vio cristalizado cuando el 12 de Enero de 1965 a bordo del buque Suizo Rhone, arribaban 6 ejemplares Limousin al país. Máximo Costela había adquirido el Toro Uranus y 4 vaquillonas. Y dos vaquillonas de nombre Brigitte y Tortue, serian para Carlos Sastre Inchauspe.

Si bien estos reproductores no fueron los primeros en llegar a la Argentina, podemos afirmar que fueron los que iniciaron las bases de la hoy denominada Raza Nº 1 en el gancho. La Asociación posee en la institución una copia de la edición del Diario La Nación del 21 de Octubre de 1876; donde se transcribe el arribo al país en el vapor “La France”, de un toro y una vaca Limousin. También hay antecedentes de la llegada a nuestras tierras de algunos pocos ejemplares en la década del 30 (siglo XX).

En 1965 y los años siguientes, se sucedieron varias importaciones más, para Máximo Costela, Carlos Sastre, y nuevos entusiastas como, Santiago Fortín, Carlos Taboada, Jorge Gallino, Douglas Flitch y Dalmiro T. Martínez, entre otros. Estos invernadores y otros más, fueron los ideólogos de la “Asociación Argentina de Criadores de Limousin”.

Por esos días del año 1966 se sucedían en nuestro país y el mundo algunos hechos trascendentes como, el derrocamiento del Presidente Constitucional Dr. Arturo Umberto Illia (médico y político brillante), por parte de las fuerzas armadas comandadas por el Gral. Juan Carlos Onganía. También Francia, daba comienzo a una serie de pruebas nucleares atmosféricas en el paradisíaco atolón de Mururoa (en el Océano Pacífico).

Así fue que el 21 de Julio de 1966 se funda nuestra querida Institución, dando comienzo a una joven historia de muy ricos aportes a la ganadería Argentina. A través de estos 50 años el Limousin Argentino ha certificado sus innumerables condiciones como: su fertilidad, facilidad de parto, longevidad en producción, rusticidad, su alta eficiencia biológica en la conversión de alimentos, y su indiscutido reinado en el país en el producto final (más carne con la grasa ideal). La Raza ha demostrado con creces que sus novillos puros o en cruzamientos lideran la industria de la carne en rendimiento de carne roja.

Siempre es bueno remarcar que AACL fue la primera entidad de la Raza “en el mundo”, creada fuera de su país de origen, Francia. Posterior a la nuestra y ya en 1968, se creó la de Estados Unidos y luego se sucedieron la Canadiense y muchas más. Por estos días existen más de 110 entidades Limousin en todo el mundo. Dirían los franceses del Herd Book Limousin a fines de los ‘60, la labor de productores argentinos con el Dr. Máximo Costela a la cabeza, es antecedente directo de las posteriores introducciones del Limousin a los Estados Unidos.

Este impulso argentino, sirvió para que los dirigentes franceses de la raza, sean escuchados por las autoridades estatales francesas, y los apoyen en el lanzamiento de la raza hacia el mundo. Fue el momento también, de la creación del Consejo Internacional Limousin (C.I.L.). Hoy la Raza Limousin está en una posición de privilegio en el mundo ganadero.

El Primer Presidente de la entidad, fue el Sr. Máximo Costela Guastini. Recibido de abogado a los 19 años, ingresa a la empresa familiar Máximo Guastini S.A. que se dedicaba a la ganadería, y en la cuál varios años después, introduciría el Limousin para cruzarlo con los planteles Hereford que poblaban los campos de la firma. Fue un destacado miembro en los directorios de la Cámara Argentina de Invernadores, y del Mercado a Término de Ganado. También integro el CREA de 30 de Agosto, y AACREA. Ocupó el máximo cargo de esta entidad durante dos períodos fiscales. Entre otras tareas, se desempeño como Director de la Revista Limousin, en la cuál escribía de puño y letra, la mayoría de los artículos contando sus experiencias con la raza, y transcribiendo material técnico que recibía de Francia. Vaya un gran reconocimiento para este visionario, que le permitió a la ganadería de nuestro país, contar con una raza moderna y líder en producción de carne.

La primera Comisión Directiva de la Asociación (1966-1968), estuvo conformada por las siguientes personas; como dijimos más arriba, el Presidente fue el Dr. Máximo Costela Guastini; Vicepresidente, Carlos M. Taboada; Secretario, Santiago Fortín; Tesorero, Carlos Sastre Inchauspe. El resto de los fundadores que acompañaron a esta 1º junta fueron: Dalmiro T. Martínez, Douglas Fitch y Juan Luis Richard, Donal Fortín, José Salvador Fossati, Jorge Gallino, Mario Perkins y Luis Vigiano. En este cincuentenario, un cariñoso recuerdo para estos innovadores ganaderos, iniciadores de un camino que nos enorgullece y sigue marcando la huella por donde debe transitar la ganadería.

También es bueno recordar que la primera sede de la Asociación se encontraba en la calle Reconquista 468 de esta Capital Federal. Esta funcionaba en las oficinas que pertenecían al ex Frigorífico Wilson, propiedad de Carlos y Juan Taboada (y otros).

 

Aportes a la ganadería nacional

En todos estos años, y a pesar de las malas políticas de distintos gobiernos hacia nuestro sector, la raza ha tenido un crecimiento sostenido. También hay que decir, que al comienzo de su ingreso a esta tierra, nadie suponía que en el futuro, tendría un espacio concreto dentro de la ganadería Argentina. Siendo por estos días la única continental vigente y en crecimiento. Al igual que en el mundo, en estas pampas se ha destacado inmediatamente por la calidad de su carne y los rendimientos en el gancho, una marca registrada.

Desde 1969 con el envío del toro “Quo Vadis” al INTA-Balcarce, se comenzaron con las evaluaciones. También a partir de ese momento, se trabajó con INTA-Castelar, y el departamento de Zootecnia de la Universidad de Buenos Aires, entre otros entes. Posteriormente y en otras etapas se continuó con esa misma línea de investigación en el INTA-Balcarce, e INTA-Marcos Juárez. Desde 2013 estamos trabajando en la evaluación de datos objetivos aportados por los productores de la Raza para la elaboración de Dep’s. Este trabajo está a cargo del equipo de la Universidad de Buenos Aires dirigido por el Dr. Rodolfo Cantet en la catedra de mejoramiento bovino de la Facultad de Agronomía. Ellos son quienes con la información aportada por los productores, procesan y evalúan las mediciones recogidas y elaboran las correspondientes Dep’s. Se ha programado para este Palermo 2016 la presentación del 1° sumario de padres Limousin.

Todos estos trabajos comparativos de producción con resultados excelentes, son de real valía para poder informar a los productores de las importantes cualidades de la raza, y también ayudan al mejoramiento general de nuestra ganadería.

En materia de carne, el Limousin aportó un vuelco importante a la evaluación del tipo y terminación de las reses argentinas. Cuando en la década del ‘70 se podían observar a la mayoría excedidas en grasa (grados 3 y 4), y muy difícilmente menores a grado 2. La raza de los “Novillos Campeones” desde esa época, cuando competía en el desaparecido Frigorífico La Negra (CAP de la localidad de Avellaneda), mostró con sus aptitudes en el gancho cuál era el camino a seguir. Siempre tienen la grasa justa (grado 1 o 2), clasificación que por estos días, es la ideal. Todos sabemos que la grasa se tira, por lo tanto el exceso siempre se castiga por ser improductiva.

De igual manera se puede hablar de la conformación, donde la mayoría de las razas muy difícilmente podían (y pueden) superar la categoría “U”; para el Limousin es normal la categoría “J”, y también la máxima “doble J” (tanto en forma pura, como en cruzamientos); tema ponderado desde esos días, por los jurados de los concursos. Con relación a los rendimientos de cuarto pistola, se puede percibir que un excelente porcentaje para una británica es del 39%. En Limousin ese número, es el denominado piso, usualmente logra entre el 40 y 43%, con picos aún superiores en algunos casos.

El músculo, otra cuestión esencial en la industria de la carne actual, viene a demostrar que el Limousin ha provocado también en esto, un cambio sustancial desde su introducción a nuestro sistema ganadero. Hoy vemos en el gancho gracias a los cruzamientos con la raza, reses redondeadas y con un gran desarrollo muscular. El lugar más característico es en la zona del cuarto, donde se encuentran los cortes más caros (exportación). La supremacía en esta cuestión, es abismal con el resto, mostrando rendimientos de res siempre de entre el 60% y 63%, y picos del 65%, como lo sucedido en más de una oportunidad en los block test. Es de destacar que estos rendimientos se consiguen con novillos de temprana edad, dientes de leche y dos dientes, lo que demuestra la facilidad para el engorde.

Todas estas virtudes genéticas que viene exhibiendo la Raza desde su ingreso formal al país, las seguimos viendo actualmente en la Cuota Hilton Limousin y en todas las faenas a lo largo de la Argentina. Gracias a estas bondades los productores logran diferencias sustanciales en sus ingresos.

Desde la fundación, podemos decir orgullosos que la Asociación ha recorrido un importante y fructífero camino en beneficio de la ganadería Argentina. Pero no debemos desatender que todos los que integramos esta gran familia, tenemos la necesidad de seguir bregando intensamente al igual que lo hicieron los fundadores y autoridades pasadas, para posicionar cada vez más al Limousin argentino. La herramienta la tenemos!
Finalizando, es importante hacer una mención para agradecer y recordar las Comisiones Directivas que se sucedieron desde 1966, hasta estos días:

Período 1966 – 1968

Presidente: Máximo Costela Guastini

Vicepresidente: Carlos Taboada

Secretario: Santiago Fortin

Tesorero: Carlos Sastre Inchauspe

Com. Fiscalizadora: Juan Luis Richard

Douglas Luciano Fitch

Dalmiro T. Martínez

 

Período 1968 – 1970

Presidente: Carlos Taboada

Vicepresidente: Carlos Sastre Inchauspe

Secretario: Santiago Fortin

Tesorero: Dalmiro T. Martinez

 

Períodos 1970/72 – 1972/74

Presidente: Carlos Sastre Inchauspe

Vicepresidente: Santiago Fortin

Secretario: Máximo Costela Guastini

Tesorero: Alejandro de la Tour D’Auvergne

 

Períodos 1974/76 – 1976/78 – 1978/80

Presidente: Eduardo Fevre

Vicepresidente: Santiago Fortin

Secretario: Alejandro de la Tour D’Auvergne

Tesorero: Dalmiro T. Martínez

 

Período 1980 – 1982

Presidente: Eduardo Fevre

Vicepresidente: Carlos Sastre Inchauspe

Secretario: Carlos M. Fortin

Tesorero: Dalmiro T. Martínez

 

Período 1982/84 – 1984/85

Presidente: Luis F. de Santa Coloma

Vicepresidente: Eduardo Ricaurte

Secretario: Manuel Fernandez Oro

Tesorero: Carlos M. Fortin

 

Período 1985 – 1987

Presidente: Manuel Fernandez Oro

Vicepresidente: Carlos Sastre Inchauspe

Secretario: Eduardo Ricaurte

Tesorero: Carlos M. Fortin

 

Período 1987 – 1989

Presidente: Dalmiro T. Martínez

Vicepresidente: Manuel Fernandez Oro

Secretario: Luis A. Piñero Pacheco

Tesorero: Jorge Musante

 

Período 1989 – 1991

Presidente: Dalmiro T. Martínez

Vicepresidente: Eduardo Ricaurte

Secretario: Eduardo Fevre

Tesorero: Carlos M. Fortin

 

Período 1991 – 1992

Presidente: Eduardo Ricaurte

Vicepresidente: Dalmiro T. Martinez

Secretario: Manuel Fernandez Oro

Tesorero: Carlos M. Fortin

 

Período 1992 – 1993

Presidente: Eduardo Ricaurte

Vicepresidente: Carlos M. Fortin

Secretario: Oscar Luchessi

Tesorero: Dalmiro A. Martínez

 

Período 1993 – 1994

Presidente: Eduardo Ricaurte

Vicepresidente: Carlos M. Fortin

Secretario: Oscar Luchessi

Tesorero: Atilio M. luparia

 

Período 1994/1996 – 1996/1998

Presidente: Oscar Luchessi

Vicepresidente: Carlos M. Fortin

Secretario: Luis de Santa Coloma

Tesorero: Eduardo Ricaurte

 

Período 1998 – 1999

Presidente: Atilio M. luparia

Vicepresidente: Víctor Carrillo

Secretario: Horacio Cook

Tesorero: Francisco Aguilar

 

Período 1999 – 2000

Presidente: Eduardo L. Fevre

Vicepresidente: Víctor Carrillo

Secretario: Luis A. Piñero Pacheco (h)

Tesorero: Francisco Aguilar

 

Período 2000 – 2002

Presidente: Carlos G. Odriozola

Vicepresidente: Italo G. Lattanti

Secretario: Silvestre Piñero Pacheco

Tesorero: Francisco Aguilar

 

Período 2002 – 2004

Presidente: Carlos G. Odriozola

Vicepresidente: Salvador Fossati

Secretario: Italo G. Lattanti

Tesorero: Francisco Aguilar

 

Período 2004/2006 – 2006/2008

Presidente: Italo G. Lattanti

Vicepresidente: Carlos G. Odriozola

Secretario: Oscar Luchessi

Tesorero: Francisco Aguilar

 

Período 2008/2010 – 2010/2012

Presidente: Alejandro Dietert

Vicepresidente: Dalmiro T. Martínez

Secretario: Carlos G. Odriozola

Tesorero: Francisco Aguilar

 

Período 2012 – 2014

Presidente: Carlos G. Odriozola

Vicepresidente: Mónica Schmale de Luchessi

Secretario: Josué Quesada

Tesorero: Juan J. Chiaravalle

 

Período 2014 – 2016

Presidente: Oscar A. Luchessi

Vicepresidente: Carlos G. Odriozola

Secretario: Alejandro Dietert

Tesorera: Mónica Schmale de Luchessi

 

Período Actual 2016 – 2018

Presidente: Alejandro Dietert

Vicepresidente: Mónica Schmale de Luchessi

Secretario: Luciano Castrillón

Tesorero: Carlos G. Odriozola

 

NOTA: El 10 de Diciembre de 2012 la Comisión Directiva de A.A.C.L. resuelve que debido a ser uno de los fundadores de la entidad, y poseer una extensa y exitosa trayectoria como cabañero y dirigente de la Raza; nombrar al Sr. Dalmiro T. Martínez como Presidente Honorario de la Institución.